REFLEXIONES

Cuando las cosas no salen como quiero!!!




Hace poco estuve realizando diligencias para obtener un resultado que he esperado durante años a nivel laboral.  En este año se me presentó la oportunidad de alcanzar mi añorado deseo por dos caminos.  Bueno me dispuse a alcanzar la meta, pero en lo profundo de mi corazón sentía que mi deseo seguiría siendo un deseo.  
De todas manera despues de pensar el asunto arranqué a correr hacia la meta y para que el cuento no se haga muy largo, simplemente no logré mi objetivo. Recibí las dos repuestas negativas la misma semana. 
Cuando me dieron la primera respuesta negativa, estaba sóla en casa, y tenía que ir a trabajar, yo esperaba la llamada por teléfono y aunque estaba ocupada con los quehacere del hogar no podia evitar sentirme inquieta en fin la llamada llegó y recibi un gran y rotundo NO! no tu no quedaste. 
AH! bueno está bien! fue lo que logré exteriorizar.  Despues de unas horas chillé como niña, me enojé y casi que ni quería ir a trabajar.  Pero saben qué! Dios estuvo conmigo en ese momento. El fue bueno. Mi autoestima se pudo venir al suelo, pensando que otros si pueden y tu no...qué pasa? Es que no sirvo. 
Tan baja es mi preparación. Pude haber perdido la imágen que tengo de mis misma, pero no fue así. Y eso por que el Espíritu Santo tomó mi corazón y me consoló!!! Y aunque otros no reconozcan mi esfuerzo, trabajo y valor yo no debo cansarme de hacer el bien y mucho menos si en mi trbajo estoy haciendo lo que me gusta! 
Cuando cogí animos seguí con mi vida rutinaria. A los tres días, específicamente el vierne en horas de la mañana recibí el segundo golpe justo en la oficina donde trabajo.  Gracias a Dios estaba a solas y nadie vio mis lagrimas. Luego de unos minutos...volvio a ocurrir..Dios me dio fuerzas para que teminara mi joranada laboral.  
Camino a mi casa en el transporte mis hombros se calleron sin ninguna razón, bueno si el peso de la tristeza..de la desepción.  Llegué  a mi casa. Besos a mi hijo y a mi esposo y a la cama, como a eso de la 1:00 pm LLoré, me desahogué y el Espíritu Santo me volvío a consolar. Me hizo fuerte cuando pensé desmayar.  
Cualquiera puede culpar a Dios de sus desgracias, yo creo nosotros debemos hacernos responsables de nuestras decisiones. Yo decidí no quedarme con los hombros caidos, llorando en una cama. Gracias  a Dios decidía coger animo y seguir adelante!!! 
Ten cuidado de las decisiones que tomas en los momentos que estamos vulnerables por que ello nos pueden conducir dependiendo de lo que decidas a la depresión. Somos valiosos aun cuando otros no lo vean! Somos valios nunca pienses lo contrario!!!

                                                                                                                           

¡Para ti Mujer!


Recientemente tuve  una experiencia dificil en mi hogar.  Por un  instante pensé que algo malo le habia sucedido a mi bebé, lo que me llevó a recorrer en unos segundos un umbral de dolor y angustia.

He estado meditando mucho sobre la vivencia y decidí dedicar estas lineas a ti mujer. Sólo quiero decirte que te tomes tiempo para ti y para revisar tus prioridades. Tal vez en tu correo recibes montones de e-mails, muchos de ellos bellas reflexiones que te hablan del valor de la vida y del apreciar lo verdaderamente valioso. A veces, por lo general siempre, esas presentaciones nos parecen ¡lindas! y nada mas. 

Yo te digo hoy que en un abrir y cerrar de ojos podemos perder seres valiosos que amamos y con los que nos quedaremos en deuda sino les expresamos nuestro afecto. Posiblemente se esconde en tu corazón la errónea idea que nunca nada doloroso nos pasará. ¡Cuidado! Cosas terriblemente dolorosas y tristes pueden pasarnos, peor aún, pasarle a los que más amamos. Yo te pregunto ¿estás preparada para resistir los golpes bajos que la vida nos da a todos? 

Te digo amiga mía que en un instante puedes vivir experiencias agresivas, sino estás preparada, bien tomadita de la mano de aquel que dio su vida por ti, te aseguro...que el dolor te va derribar. Sólo busco que juntas reflexionemos sobre este asunto y hagamos dos cositas. La primera disfrutar al máximo de los seres amados y decirles cuan grande es el amor que se tiene hacia ellos no sólo con palabras sino DEMOSTRANDO ese amor,  que además es un amor bañado con el precioso toque que le da Dios. 

La segunda  y tal vez debería ser la primera estrechar la relación con Jesucristo,  es necesario recordar que El no sólo dío su vida por nosotras, tambien nos guarda y guarda a nuestros seres amados, no olvidemos que estos tiempos son malos y debemos escondernos bajo la sombra de las alas de nuestro Dios. 

Dios te guarde querida amiga y a los que amas, hoy y siempre!!!!